Noche Oscura en Lima – Chapter 29

A pesar de los esfuerzos que Pablo González hacía para mantenerse despierto, se le cerraban los ojos.[1] Sin embargo, cuando Grant volvió a entrar en el cuarto, Pablo estaba bebiendo un vaso de agua.

–En Arequipa ese maldito O’Higgins debió de meterme algo en el vino con el propósito de causarme un sueño profundo. Yo no sabía que estaba en el Cuzco hasta hace media hora.

Dos horas después los tres estaban sentados a una mesa en la planta baja del hotel. Pablo se sentía mucho mejor, pero no deseaba comer nada.

–¿Por qué acompañabas a O’Higgins, Pablo? –preguntó Carlota–. ¿Qué quiere decir esto?

González miró a Grant y dijo sonriend
–Siento mucho haberte causado tanta molestia, Enrique, y a ti tantas penas –añadió, dirigiéndose a Carlota.

–En cuanto a mí –contestó Grant– lo único que siento es no haberte encontrado más pronto.

–Antes de ir a la América del Norte en el mes de enero –dijo
Pablo lentamente– encontré una carta entre los efectos de mi padre. Mi padre murió hace varios años, pero aquella carta se hallaba en una caja que yo nunca había abierto. La carta era de mi tío Antonio. Éste se había ido a los Estados Unidos donde había logrado constituir una empresa importante. Tenía fama de rico, pero no sabíamos la fuente de sus grandes riquezas. Leí la carta varias veces sin poder entenderla. Al parecer, trataba de los géneros que compraba y vendía mi tío, tales como sal, azúcar, vino, aceite, etc. Cada artículo llevaba indicado el precio.

–Pero tu tío no era hombre de negocios sino artista –interrumpió Carlota–. Pintaba muy bien. Además, tenía la costumbre de corresponder a los favores de sus amigos comprándoles objetos de arte. Una vez me invitó a ver sus cuadros y volví a casa con un precioso vaso frances.

–Tienes razón, querida. Precisamente por eso me vi obligado a estudiar la carta con mucho cuidado. Al cabo vine a concluir que mi tío al componerla quería comunicarle a mi padre un secreto, y teniendo en cuenta todas las circunstancias no cabía duda. Sabíamos que durante su juventud mi padre y mi tío Antonio habían trabajado varios años en las montañas. Al mismo tiempo habían buscado allá cierta cantidad de oro, cuya existencia se ha considerado posible desde los tiempos de Francisco Pizarro.

–Te refieres al oro de los incas, ¿verdad? –dijo sonriendo Grant.

–Tú te sonríes, Enrique, porque eres norteaméricano, pero nosotros los peruanos sabemos que estas montañas guardan muchos secretos de la época incaica. Y, en efecto, varios hombres de tu propio país han aspirado a la posesión de ese oro.

–No lo dudo. En todas partes hay hombres que viven de ilusiones, así como hay otros que viven de intereses, quiero decir los intereses que producen sus acciones. Éstos buscan la dicha por medio del dinero y rara vez consiguen hacerse dichosos; aquéllos, que generalmente no aspiran a los bienes ajenos, algunas veces adquieren gloria, pero no riqueza. En cambio, los que se aplican a su trabajo son felices. La felicidad consiste en la vida moral, en el trabajo, en. . .

–¡Hombre, atiende! Déjame concluir –dijo González interrumpiéndole–. Pues yo continuaba estudiando la carta. Al parecer no contenía nada de interés especial, pero me parecía extraño que mi tío repitiera tantas veces palabras como sal, azúcar, pan, vino y aceite. En suma, después de largo estudio, logré comprender el verdadero sentido de la carta.


[1] se le cerraban los ojos, his eyes kept closing.


Exercises

A. Memorize.

  • con el propósito de – for the purpose
  • corresponder a un favor – to return a favor
  • en suma – in short
  • en todas partes – everywhere
  • lo único que siento – the only thing I regret
  • no cabe duda – there is no doubt about it
  • nosotros los peruanos – we Peruvians
  • por medio de – by means of
  • rara vez – seldom, rarely
  • se le cerraban los ojos – his eyes kept closing
  • tener en cuenta – to bear in mind
  • venir a concluir – to come to a conclusion

B.Review the conjugation of caber. (Uses of caber: No cabe más en la caja.The box won’t hold any more. Meta Vd. todo cuanto quepa. Put in all that it will hold. No cabemos todos en el coche. We can’t all get into the car. Es más ladrón que O’Higgins, si cabe. He is more of a thief than O’Higgins, if that is possible.) Translate.

  1. I told him to put in all that the box would hold.
  2. He said that the box wouldn’t hold any more.
  3. I don’t believe that all the boys can get into this room. .
  4. He is uglier than his brother, if that is possible.

C. Answer in Spanish.

  1. ¿Qué hacía Pablo cuando Grant volvió a entrar en el cuarto?
  2. ¿Qué había hecho O’Higgins en Arequipa?
  3. ¿Más tarde, cuando los tres estaban sentados a una mesita, qué preguntó Carlota?
  4. ¿Cómo respondió Pablo?
  5. ¿De qué carta habla González?
  6. ¿Cuál era la fuente de las riquezas del tío Antonio?
  7. ¿Qué oficio tenía Antonio?
  8. Después de estudiar la carta, ¿qué vino a concluir González?
  9. ¿Cómo viven muchos hombres en todas partes?
  10. Según Grant, ¿en qué consiste la felicidad?
  11. ¿Qué le parecía extraño a González?
  12. Al fin, ¿qué logró comprender?

D. Use each of the expressions of A in an original sentence, and translate into English.

Like this content? Why not share it?
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedInBuffer this pagePin on PinterestShare on Redditshare on TumblrShare on StumbleUpon

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.